jueves, 16 de junio de 2011

Pank y su historia

Hola otra vez!!!! Hoy perdonazme que no empieze con una frase de moda, pero voy a escribiros la locas locas historias de mis muñecos. La primera en llegar fue Pank, y con ella se desencadenó todo!! Espero que os guste o al menos os divierta. ^^

Historia de Pank

La pequeña Pank desde que tuvo uso de razón, fue la discípula de la Bruja Avería. Ella la enseño a mirar por la bola de cristal y realizar pociones y conjuros; pero sobretodo, lo que mejor se le daba, era inventar triquiñuelas y juegos, pequeñas maldades, que ponían de los nervios a todos los que las sufrían.

Solía cambiar las etiquetas de las pociones y pintar bigotes a la gente mientras dormía...

Una mañana, mientras estaba elaborando su última y perfeccionada, super-mega-broma-cósmica-requete-malvada, por supuesto, estaba, en el “trono de la reina” (el WC) y cuando le había dado el golpe de gracia a la broma, e iba a tirar de la cadena... ploff!! lo que menos podía esperar, se cayó toda redonda ella, golpeándose la cabeza con la taza del water.

(lo anterior conecta con la historia de Judas)


Solo su reloj puede saber cuanto tiempo estuvo allí, en posición tan vergonzosa (y poco higiénica). Después de ese golpe tan tonto, Pank descubrió que... descubrió que no se acordaba de nada, pero vio lógico, que lo primero era levantarse, y al entrar en su cuarto vio una TV, ¡ y de eso si que se acordaba, por supuesto!

Puso un canal al azar y empezó a ver una serie, en la que salían seres de peluche que cantaban y tenían pelos de colores, se llamaban, lo Frulel Rock, o algo así... El caso es que le impresionó tanto que se tiñó el pelo de rosa, y decidió que sería su color favorito.

En uno de sus paseos, en busca de inspiración, un día se topó en el parque con una pequeña rata, que huía de los fumigadores. Para la sorpresa de todos, Pank, la salvó de su azaroso destino, y le otorgó el privilegio, de ser su montura, cosa que la ratita acepto orgullosa.( no sabía la que se le venía encima...)

Y salió al mundo renovada de energía, en una época distinta, sin la Bruja Avería,pero llena de poderes mágicos, ninguna gana de controlarlos y dispuesta a ser cualquier cosa....(preferiblemente polvo de estrella).

De esa pequeña brujilla, no quedan demasiados recuerdos, pero no hace falta fijarse mucho, para ver ese signo de maldad, en su legua fuera, sus ojos chispeantes de ideas locas, y en que sigue tocando las narices a todo el que puede!

No hay comentarios:

Publicar un comentario